Cuidado de la salud mental

En la década de 1980, se introdujo una importante reforma psiquiátrica en España. A partir de ella las personas con afecciones mentales graves abandonaron las instituciones psiquiátricas y regresaron a sus hogares. Como la atención comunitaria de salud mental apenas se desarrolló, las familias se hicieron responsables de la mayor parte de su atención. En este contexto, los miembros de las familias se unieron y crearon asociaciones para mejorar la calidad de vida de las personas y familiares con problemas graves de salud mental. En una etapa posterior, estas asociaciones unieron fuerzas y establecieron una federación (Federació Salut Mental Catalunya / Catalonia Mental Health Federation), uno de los socios de CoAct. Identificaron, de manera participativa, una preocupación social común de las personas con experiencia en trastornos de salud mental y sus familias: la falta de aceptación, basada en la evidencia, de herramientas, modelos y protocolos que pongan en el centro la experiencia de vida y la autopercepción de personas con trastornos de salud mental y sus pares.

¿Por qué recurrimos a la ciencia ciudadana social para abordar el cuidado de la salud mental en Barcelona?

Durante las últimas dos décadas, el llamado modelo de recuperación comenzó a reconsiderar los trastornos mentales, haciendo hincapié en la resiliencia, la satisfacción con la vida y la construcción de proyectos vitales. El modelo de recuperación pone en primer plano las experiencias vividas de las personas con problemas de salud mental. Los mecanismos que contribuyen al bienestar individual, como las redes sociales de apoyo formales e informales y el uso de herramientas de autogestión, también son fundamentales para este enfoque.

La Organización Mundial de la Salud señala la importancia crucial de la participación de las personas con problemas de salud mental y sus familias en la reorganización, provisión, evaluación y monitoreo de los servicios para que la atención y el tratamiento respondan mejor a sus necesidades.

¿Cómo sucederá?

Desde CoAct, co-diseñaremos nuevas interfaces digitales, como una conversación digital colectiva con adultos con experiencia en trastornos mentales y sus familias residentes de la ciudad de Barcelona y su área metropolitana. El abordaje final será discutido y creado conjuntamente con los grupos de ciudadanos que actúan como co-investigadores, teniendo en cuenta una variedad de métodos para evitar posibles formas de exclusión entre los participantes.

La investigación se basará en el espíritu de compartir experiencias individuales en forma de microhistorias. Tal enfoque permite la recopilación de datos más ricos y, por lo tanto, puede responder mejor a la necesidad de autogestión en el campo de la salud mental.